A Simple Request (Una sencilla petición)
Fabula Rasa

Traducido por Kula

 

Pairing: Sirius/Snape

 

 

 


"Bien, Harry, aquí estoy, como has pedido. A las siete en punto de la mañana. Ambos estamos aquí, evidentemente," dijo Sirius, mirando cautelosamente a Snape. "¿Qué es lo que quieres?"

Harry tomó aire con fuerza y encaró a su padrino, el cual estaba un poco irritado. Ignoró totalmente el ceño fruncido del Profesor Snape, sentado en la cornisa de la ventana, de brazos cruzados. "Bueno, como sabéis, hoy es mi último día aquí."

"Sí." Sirius parecía perplejo.

"Y hace algunas semanas me preguntaste que querría de regalo cuando terminara la escuela."

"Oh, por el amor del Cielo. Señor Potter, me da a entender que tenía una duda sobre los resultados de su examen final. ¿Esta discusión lleva a algo? ¿Y podríamos llegar antes del desayuno?" Snape gruñó.

"Sí, señor." Harry se movio bajo la mirada de Snape. "Bueno, allá voy." Miró a Snape. "Puede que no sepa esto señor, o no le presta mucha antención, por eso mismo, pero en los últimos años- viéndole dirigiéndonos tan valientemente contra Voldemort, sabiendo lo que ha sacrificado por todos nosotros-. Yo he. . . bueno, he llegado a admirarle mucho, señor. Más de lo que cree."

"Ya puedo morir en paz, Potter. Su admiración hace que mis sacrificios merezcan la pena". Su amenazador ronroneo denotaba sarcasmo, el cual Harry ignoró.

"Y tú, Sirius- bueno, sabes lo mucho que significas para mí. Eres lo más cercano a un padre que he tenido- demasiado cercano, tal vez." La expresión de Sirius se suavizo, y sonrió.

"Gracias, Harry. Lo eres todo para mí también."

"Creo que me voy a poner enfermo. ¿Habéis terminado ya?" Snape se levantó y se dirigió a la puerta.

"Todavía no, señor, si no le importa. Infixa claustra", Harry pronunció las palabras apuntando su varita a la puerta. El rayo acertó el objetivo. Los ojos de Snape se volvieron homicidas.

"Señor Potter. Poner barreras entre mi primera taza de café a las siete de la mañana y yo es la más peligrosa de las acciones. Abra esa puerta ahora mismo."

"No señor. No hasta que hayan oído lo que tengo que decir."

"Harry. El Profesor Snape y yo tenemos clases dentro de una hora. Si hay algo que quieras decirnos, seguro que hay otras maneras de llamar nuestra atención."

"No que las haya descubierto", Harry dijo lóbregamente. "Bueno. Allá voy. Ustedes dos son las dos personas que más admiro en el mundo. Deje el sarcasmo," se dirigió a Snape, cuyas cejas se alzaron de forma mareante. "No hay mas castigos que pueda darme. Y además, sé que también le gusto."

Snape hizo un ruido raro en sorpresa, pero Harry continuó. "Así que aquí está lo que quiero, de los dos, antes de abrir esa puerta. Quiero que los dos encuentren una manera de tolerar la presencia del otro. Quiero que los dos héroes más grandes de la guerra sean civilizados el uno con el otro. Reconocer las buenas cualidades en el otro. No espero amistad, aunque espero que algún día eso no sea imposible. Ahora mismo, sólo espero alguna especie de promesa de que lo intentarán. Especialmente tú, Sirius," terminó con una mirada suplicante a su padrino.

Sirius le miraba con una patente incredulidad. "Déjame estar seguro de que lo he cogido. ¿Como recompensa por terminar la escuela quieres que sea civilizado con el Profesor Snape?"

"Exactamente."

"Bueno. . . ah. Hm." Sirius fruncía el ceño. "Harry, pensé que lo entendías- que. . ."

"Lo sé, lo sé", Harry le interrumpió. "Lleváis décadas odiándoos el uno al otro, y no espero que eso os ocupe la noche pero, ¿está más allá de los límites de lo posible que podáis hacer algún esfuerzo?"

"Harry, el Profesor Snape y yo no nos odiamos."

"No te creo. Sólo estás intentando que os deje ir. Lo siento, pero tendréis que hacerlo mejor que eso. Ahora. Creo que hay cosas que necesitaréis hablar, respecto al trabajo y esas cosas, y debe llevar algún tiempo. Ya he hablado con Dumbledore sobre esto, y ha aceptado cubrir sus clases esta mañana. Tengo su total aprobación para cualquier cosa".

"Oh, por el amor de Merlín. Sólo te reto a que lo intentes, sádico viejo foca. Estaremos aquí todo el día si te lo dejo a tí, Black." Snape se levantó y se acercó a Sirius. "Señor Potter, si el Profesor Black y yo le probamos que nosotros, de hecho, no nos odiamos, ¿me liberará para ir a por mi café de una vez?"

Harry asintió. "Sí. Pero no veo cómo…".

Sus palabras quedaron estranguladas en su garganta con la visión del Profesor Snape sujetando a su padrino en sus brazos para besarle profundamente. Y la visión de su padrino devolviéndolo. Más que devolverlo. Deseándolo. Sirius levantó su mano para atraer la cabeza de Snape. Las manos de este bajaron por la espalda de Sirius y lo rodearon. Túnicas negras mezclado con negro, pelo negro enredado en negro. Las manos de Snape descendieron, abarcando el trasero de Sirius firmemente. Parecía que sabían que estaban haciendo. Harry pensó que sus mandíbulas podrían fundirse. Después de unos segundos mas, Snape se apartó, examinó a Sirius como pensando que estaba satisfecho con su trabajo, y alisó su chaleco.

"Ahora. Abra esa puerta inmediatamente, Potter."

Harry recordó respirar. Buscó su varita y apuntó temblorosamente a la puerta. "Redicta claustra", dijo roncamente. Snape pasó por su lado y atravesó la puerta sin decir palabra. Harry permaneció estupefacto.

"Harry. ¿Estás bien?"

"Él- Tú- Pero-" Harry se detuvo cuando se dio cuenta que estaba renqueando.

"Esa no fue la manera en la que había pensado decírtelo."

"Decirme. . . pero, Sirius, tú no… quiero decir... sois los dos…"

"¿Amantes? Sí, Harry, lo somos. Lo somos desde hace un tiempo. Debo confesar que pensé que lo sabías."

"¿Cuánto tiempo?" Harry estaba bastante seguro de que nunca iba a poder dejar de tartamudear.

"Desde el final de la guerra. Cuando estábamos bastante seguros de que íbamos a morir. Y al final, no lo hicimos." Observó detenidamente a su ahijado. "¿Tienes algún problema sobre esto que necesite saber? Entendería si tú… después de todo, has sido criado por Muggles, y su actitud puede ser…"

"No, no, no tengo ningún problema. Sólo estoy encajándolo, eso es todo."

"De acuerdo, te daré algún tiempo. Esa fue suficiente información para las siete de la mañana." Un lado de la boca de Sirius se movió nerviosamente, muy imperceptiblemente.

Harry frunció el ceño. "Eso no fue divertido."

Sirius se cubrió la boca con la mano. "Sí. En verdad, eso fue, realmente divertido." Palmeó la espalda de Harry y salió de la habitación con él. "Vamos a conseguir algo de comida en el salón antes del último día de clases, ¿vale? Vas a necesitar algo sustancioso antes de encarar Pociones hoy. Tengo el presentimiento de que Severus va a hacer esa clase memorable."

Harry refunfuñó. "Menos mal que ya he recibido mi regalo. Está claro que voy a estar muerto antes de la comida."

 

 

Fin

Parte perv
Parte horny
Portada